Yo no sé cómo hacer esto…

Yo no sé como hacer esto, él me decía que tenía el don de escribir, entonces lo haré así… escribiéndole que es lo mejor que sé hacer, él no es cualquier persona. Yo estoy aquí sentada en frente de este lugar tan lindo, lleno de naturaleza… y está frío…

A Reinaldo no le gustaba el frío… eran nuestras grandes discusiones en la oficina, yo quería conocer Uruguay en el invierno, y él quería pasar fin de año en Mar del Plata porque allá es caliente en esa época, y claro, él es de playa, sol, arena, samba… era… Qué difícil va a ser escribir en ese tiempo verbal…

Un caballero sonriente, quería ser el caballero perfecto, especialmente para sus sobrinas, por las que vivía a cada segundo, buscando siempre lo mejor para ellas. Detestaba pensar que no hagan nada en las vacaciones del colegio, me decía… Sandrita, no hay nada peor que ver un niño que no saque su potencial.

Conversábamos de todo, yo no tenía un tema del que no podía hablar con él… nunca nunca tuve un jefe así… claro su intención nunca fue solo ser mi jefe… 

Miss Chivi, su ñaña del alma dejaba todo botado por usted, verlos juntos era como una esfera gigante de buenas energías, donde todos queríamos estar… Por favor luego que pasé este sentimiento de tristeza, recupérese y vuelva con esa alegría, esa energía, y esa sonrisa y cariño que siempre él va a estar juntito a usted.

Tenemos que estar de acuerdo en una cosa, él no solo era el Mr. Reinaldo el director de idiomas… él era mil cosas más, consejero, amigo, y te escuchaba de una manera como que si no hubiera nadie más en el mundo… (Claro él era muy pilas, teníamos inciensos y un spray con una agüita que nunca supe que era y de vez en cuando lo veía poniéndolo en la oficina) Me decía, Sandrita tenemos que protegernos de las malas energías… 

Entre todas las chicas teníamos una complicidad ENORME para proteger a Mr. Reinaldo… de much@s saben quien… él me decía que no somos monedita de oro para caerle bien a todo el mundo, y que para eso él prendía esos inciensos…jajaja pero Mr. nosotr@s lo protegíamos del mal, o al menos esa era nuestra intención… 

Mr. Reinaldo, tengo una mala noticia, siento que puedo dar mucho más, y creo que aquí en la universidad mi tiempo… Te me vas me dijo… ya lo sabía… tienes un potencial altísimo, si no te dejo ir sería un mal jefe, y yo quiero ser tu amigo…

Llegó el día de mi partida de Ecuador, y me dijo… Él (refiriéndose a mi esposo) es tu esposo, y tienes que acompañarlo, pero no te olvides de ti, recuerda tu maestría, tus sueños, y sobre todo tu potencial… Que poderosas palabras…

¡¡Me dijo me dijo Sandrita me estoy recuperando de COVID, que palabra tan esperanzadora… se esta recuperando!! Me aferré lo más que pude a esa palabra, le dije como se lo venía diciendo desde el día en que me fui… Lo espero en Brasil… Recupérese bien y venga que ahora estoy muy cerquita al Mar de Plata y a Uruguay… Hice parte del camino que teníamos planeado, venga que no lo voy a completar sola, yo lo espero aquí…

…Brasil, yo creo que todos aquí sabemos como él amó Brasil, y sé que le causaba mucha ilusión volver… 

Pues ahora él nos espera en otro lugar no…

No me puedo despedir… Creo que solo diré, hasta pronto por ahora… Me quedan sus audios, su risa, sus fotografías y sus mensajes…

Sandrita B.

Publicado por zhanbarzallo

Ciudadana del mundo, que siempre será feliz de regresar a su país!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: