Trabajo, maestría y PANDEMIA

Es verdaderamente increíble como todo me cambió en estos 3 meses. Pero empecemos desde el comienzo. Diciembre del 2019 recibí la noticia de que me habían aceptado en la maestría que había aplicado, y a pesar de que ya había estado trabajando en ciertos proyectos en la universidad, yo quería tener un trabajo vamos a decir… un poco más formal.

En marzo me contrataron com diseñadora de contenidos en una escuela de idiomas de la ciudad, yo no podía estar más contenta, literalmente saltaba de un lado para otro, además porque mi jefe estaba consciente de que empezaría una maestría, y las clases son los viernes, pero mientras yo trabajara en mi proyecto y avanzara en él, todo estaría bien… Lo triste de esta historia es que un viernes, después de que llegó la pandemia, el proyecto paró y perdí mi trabajo. Me quedé con las palabras de mi jefe… “ponte triste, pero mañana pon de nuevo esa sonrisa en tu cara porque verás que las cosas mejorarán”

La verdad es que ese día viernes pasó muy rápido, y lo único que recuerdo es que sentía una bola entre la garganta y el estómago que no me dejaba realmente procesar lo que había pasado… Pasé triste toda ese fin de semana.

Creo mucho en eso de que las cosas pasan por algo, y aunque aun no lo puedo confirmar, creo que al tener un poco más de tiempo libre conseguiré organizarme para estudiar más… al menos esos temas que no domino… y que verdaderamente me están costando entender.

A partir de ese domingo, supe que los demás domingos de mi vida serán días claves. Ese día organizo enteramente mi semana. Esto lo recordé de una vez que conversaba con una señora me decía que ella el domingo organizaba su semana empezando por la ropa que iba a usar cada día… Bueno, ahora no tengo que ropa organizar porque prácticamente paso todo el día en pijamas.

Pero sí, tengo una agenda, la del celular usaba antes, pero ahora necesito escribir cada cosa, porque lo que organizo son lecturas, y talvéz tenga que ver con el hecho de que soy algo antigua en temas de estudio… ya verán por que…

Entonces esta sería la primera “dica” de este artículo, intenten organizarse con tiempo, usen la agenda que mejor se les acomode, y puede ser un cuaderno normal, o el celular… lo que les funcione mejor.

En mi intento de cogerle el ritmo a esta cuestión en estos 3 meses he recordado lo mucho que me gusta leer, y al mismo tiempo lo aburridas que pueden ser ciertas lecturas… Así que ese es tu caso, durante este periodo piensa en ese libro que leíste y que amaste, que nunca lo olvidarás. Lo pudieras volver a leer, te fascinaría ver todo lo nuevo que encontrarás dentro de él. Otra opción sería en buscar qué tipo de historias te gustaría leer y empezar por ahí.

Honestamente no soy muy fan de recomendar un libro, pero si puedo recomendar qué hacer, tanto en youtube como en instagram, hay muchas personas que hacen reseñas literarias y prácticamente se puede encontrar de todo tipo.

Por ahora lo vamos a dejar ahí, empiecen a buscar una lectura que les guste. Ahora les dejo lo que yo estoy leyendo ahora:

Bilingual Life and Reality – François Grosjean

Y como estamos en el mes en que se cumplen los 20 años de Harry Potter estuve leyendo los siguientes libros de J.K. Rowling

Quidditch through the ages – Kennilworthy Whisp

The tales of Beedle the Bard – Notes by Professor Albus Dumbledore

Fantastic beasts ad where to find them – Newt Scamander

… sí soy un poquito fan de J.K. Rowling. BY THE WAY, Soy de Slytherin…

Publicado por zhanbarzallo

Ciudadana del mundo, que siempre será feliz de regresar a su país!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: